domingo, 28 de diciembre de 2008

El Verano de Masao [Fan-Fic]


Capitulo 3: La Familia Crece.-
¡Por fin sabado!- Grité lleno de alegría.- ¡Por fin viene el señor simpatico, el señor peso pesado y el señor cabeza huevo!
LLegó la noche y papá y yo entremos. Yo, como siempre, con la cabeza agachada.
Pero, para nuestra sorpresa, se oyó el ruido de una moto y mis sentidos se despertaron de repente.
Me dirigí a la velocidad del viento a la puerta y allí estaban, Fatso y Baldy. Aquellos motoristas de hace tanto tiempo-
- ¿Y donde esta el otro?- Masculló mi padre.
- Pues nos dijo que venía para acá, que raro que aún no haiga llegado.- Dijo Fatso, el gordo tocandose la cabeza de manera graciosa.
- Bueno entrad, que hace frío, comeremos algo y esperaremos al otro.-
Al dia siguiente por la mañana llegó el señor simpatico. Fue un dia maravilloso, hablemos, comimos, y reimos recordando lo que hace tiempo ocurrió.

Para nuestra sorpresa, tocaron en la puerta cuando ya era de noche.
Nuestra sorpresa fue aún mayor cuando vimos que era Hitomi. Papá fue corriendo hasta donde ella estaba.
No quería que hubiera discusiones, no quiería que la calma se acabara tan pronto. Pero cuando me
quise dar cuenta ella estaba sentada junto con nosotros. Como era logico, ni papá ni ella se miraban demasiado; por no decir nada.
A la noche nos fuimos todos a dormir menos ellos dos y pude oir como hablaban muy bajito para que no supieramos nada.
Lentamente bajé las escaleras y me acerqué a la puerta del salón para poder oir algo de lo que estaban hablando.

- ¿Y donde estan su madre y su abuela?-
- ¿Donde crees?- Dijo refunfuñando mi padre. - La madre vete a saber y la abuela falleció.
- Es verdad...ya recuerdo. Masao me mando una carta...-
- ..............¿Y tú que has venido a hacer aqui?- Hitomi se sorprendio por la frialdad de esa pregunta.- ¿Ya no te mantiene aquel cabrón?-
- ¡No hables asi Kikujiro! ¡Sigues siendo igual de mal educado que siempre!-
- Primero: baja la voz ¿entendido? ¿O quieres levantar a los demas? Y segundo: Has estado 10 años sin aparecer. Te fuites con un
cabrón y ni nos dijistes adiós. ¿Que quieres que haga? ¿Sonreirte como si no pasara nada? Imbécil...-
Hitomi agachó la cabeza, en el fondo sabia que Kikujiro tenia razon. No debia haberse ido asi. Solo suspiró resignada.
Kikujiro se empezó a reir.- Que curioso que hace años me dijeras aquello de "no todas las mujeres son como tu madre".-
- Eso...yo...-Hitomi se enfadó mucho al oir aquella risita. Kikujiro la mando callar con un gesto.-
- ¡¿Cómo se te ocurre mandarme a callar y encima decirme eso?!-
- Porque estas muy guapa cuando te enfadas.- Hitomi abrió los ojos como platos y Kikujiro solo sonrio.
Hubo silencio.
- Oye...Masao. Ya no tiene esa cara tan triste.-
- No, porque ahora tiene un padre que lo cuida.-
- ¿Lo quieres mucho verdad?- Esta vez era Kikujiro quien se sorprendió, incluso se sonrojó levemente, pero lo suficiente para
que Hitomi lo viera. Al verle la chica rió.
- Sabes..No te voy a decir si quieres borron y cuenta nueva pero...-
- No digas más- Kikujiro se levantó.- Pero esta vez empezaríamos de cero. ¿Vale?-
Hitomi no se podía creer que aquel hombre que tenía delante fuese el mismo Kikujiro de hace 10 años.
- Si, empezaremos de cero.- Ambos asintieron.

Volví arriba para dormir.
Finalmente esto parecía una familia.
Al día siguiente Fatso, Baldy y el señor simpatico nos preguntaron de quedarse aqui en casa todo el verano.
Yo enseguida asentí. Aunque papá les dijo que trajeran dinero a casa o si no, a la calle.
Todos estuvieron de acuerdo. Y yo, papá, Hitomi, Baldy, Falto y el señor simpatico vivimos en esa casa.
Es una casa pequeña si, pero entre todos la fuimos agrandando y haciendo mas habitaciones.

Cuando llegó la hora del almuerzo y todos salimos a dar una vuelta vi unos camiones en unas casas
mas alla de la mía. Hombres bajaban multiples cajas con muchos tamaños.
Pude ver a Ikuko a lo lejos. Incluso me saludó.
Yo le devolví el saludo y seguí a mis compañeros.

Cuando volvímos entremos rapidamente todos en casa por el hambre que teniamos la mayoría.
Al ver que papá no había entrado miré por la ventana y allí estaba, observando algo a lo lejos que no alcanzaba a comprender.
Corrí hasta donde estaba él.
- ¿Que pasa papá? ¿Estas bien?- Mi padre no dijo nada. Siguió mirando algo que parecía estaba trás de mí.
Intenté girarme para ver que era lo que miraba tan atentamente pero lo evitó dandome un abrazo.
- Hijo...- Me sorprendí. Algo debía pasarle a mi padre para que me llamara asi y de esa manera. Como si le doliera el alma.
- Sé que....no he sido el mejor padre ni tampoco el mejor amigo....pero dime..- Deshiso el abrazo para mirarme a los ojos.
- ¿Dejarás alguna vez a este viejo?-
- Nunca podría hacerte eso papá. Pase lo que pase, o amigos que vengan o vayan. Siempre estaré contigo. Eres mi padre.-
Papá rompió a llorar y me abrazó de nuevo.- ¿Te pasa algo papá?-
- Nada hijo, al vernos tan reunidos me puse melancólico, supongo.-
- Ya, ya, ahora vamos a casa. Hitomi debe haber preparado algo riquisimo para hoy.-
Aún con el abrazo, pude sentir como mi padre miraba de nuevo a aquel lugar. Y yo sin poder observar.
Una mujer algo mayor e Ikuko bajaban de un coche y hablaban mientras entraban en su casa.

Ahora comprendo a quien miraba y el temor que le recorría a mi padre.
FIN CAP 3
---------------------------------

2 comentarios:

Jackie_Chan_Spain dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jackie_Chan_Spain dijo...

Buenísima 3ª parte, espero que sigas así el resto de partes, con ese ritmo y que tengamos la 4º pronto.

Es una alegría saber que Kikujiro y Hitomi han vuelto.

Saludos y Besos Nea!! ^_^