lunes, 24 de agosto de 2009

Fanfic: Tekken Alternative


Capitulo 2: Recordando.

En un embarcadero.
- Parece que no llega ese maldito barco. ¡Quiero accion!-
- Relajate ya Paul, por mucho que patalees no vendrá antes.-
- Pero entiende Law, ¡debería haber llegado hace 20 minutos!-
- Tú tranquilo y ya verás como llegará pronto.- Paul comenzó a golpear al aire.

- ¿Que pasa Jun?-
- Nada Nea, no te precupes. Ahora ve a casa ¿si?-
- Esta bien.- La chica salió corriendo, paró en seco y se giró hacia su amiga.- ¡Piensa en lo que te dije!- Jun solo movió la mano en señal de despedida mientras sonreía.

Finalmente el barco llegó y los luchadores subieron a el.
Lee Chaolan, hijo adoptivo de Heihachi Mishima junto a su guarda espaldas Ganriu estaban en la planta alta del barco donde se podía observar perfectamente el mar y demases.
Jun mientras hablaba con Michelle Chang en la planta baja. Curiosamente ambas se conocian, cuando eran mas jovenes habian estaba juntas debido a que Jun iba mucho al pueblo de ésta.
- ¡No puedo creerlo Michelle!-
- Pues si, el ejercito de Mishima acabó con muchos aldeanos incluyendo a mi padre.-
- Eso es terrible...-
- Por eso estoy aqui Jun, quiero vengarme de ese maldito...¿Y tu porque estas aqui?-
- Eso mejor no comentarlo aqui..-
- Cosas secretas ¿eh? Tranquila entiendo.-

Seguidamente de eso Jun sintió una dolorosa punzada.
- ¿Estas bien Jun?-
- ¡Esta cerca! ¡Algo viene! ¡He vuelto a sentir como algo oscuro...!-
Los demas luchadores oyeron ruido fuera y todos salieron a ver que pasaba.
Jun se levantó y poco a poco abrió la puerta de su habitacion para salir afuera con la ayuda de Michelle.

La joven se asombró por lo que tenía delante suya. Un hombre con pantalon blanco, guantes rojos y cabello negro estaba en la parte delantera del barco mirando a Lee Chaolan.
- ¡Vaya, vaya! Me alegro verte mi querido hermano. Esperaba que ni te aparecieces por aqui.-Le gritó.
-"Maldición...esa asecina que contraté no me ha servido para nada."- Pensó Lee.
- ¿Su hermano? Pensé que Heihachi no habia tenido hijos naturales...-
- Ni idea amiga....- "Ese hombre..tiene un extraño poder dentro de si...no estoy segura, pero diria que es un poder...diabolico."-Pensó Jun.-"Pero no cabe duda...ese es Kazuya Mishima...el hijo de sangre de Heihachi..."-


Un dia despues comenzó el torneo,un torneo que a su vez tardaría varios dias en concluir. Jun salió victoriosa en bastantes combates. De los 10 que habia llegó hasta el numero 8. Mañana debería enfrentarse a los dos ultimos: Heihachi Mishima...y....¿quien mas?.
Eso no debía pensarlo mucho. Debía concentrarse en su misión. Ya habia encontrado al desaparecido Dr. Boskonovitch y le habia hablado de los proyectos "Roger y Alex". Un canguro y un "resucitado" dinosaurio que habian sido objetos de experimentos para darles "una super inteligencia". Con estos experimentos Heihachi tenía un objetivo claro, no solo usar esa "inteligencia" con canguros, si no tambien con toda clase de animales. Y tambien quería resucitar a dinosaurios mediante sus fosiles.
Jun entendió todo y reunió lo necesarió para desenmascarar a la Corporación, toda la informacion estaba guardada en un diquete que le entregó el Dr. Boskonovitch.

Se oyó un golpe fuerte. Lo que "despertó" a Jun de sus pensamientos.
Jun pudo oirlo claramente desde el balcon de su asignada habitación. Decidió bajar del edificio y dirigirse al gimnacio que habia enfrente. Sabia que los golpes provenian de alli.
Pero...¿Que clase de persona podria golpear asi de fuerte?
En el camino al gimnacio sintió de nuevo esa sensación diabolica y maligna, pero esta vez no solo sintió, si no que ademas sus ojos le mostraron algo.
Aquel joven del barco, Kazuya Mishima, transformandose en una especie de....¿diablo?. -¿Podría ser....?- La chica negó con la cabeza y entró poco a poco.
Dentro solo estaba dicho joven golpeando un saco de arena, tan fuertemente que incluso el saco se rompió violentamente dejando caer la arena que llevaba.
La cicatriz de su pecho le ardía.- Padre...- Dijo con rabia.
Kazuya se giró rápidamente.- ¡¿Quien está ahí?!- Solo vió a Jun asomada al resinto.
- A ti te vi combatiendo contra Yoshimitsu...¿Que haces aqui?-
- Oí un fuerte golpe y vine a ver si pasaba algo..-
- No pasa nada asi que ya te puedes ir.-
Jun miró mas detenidamente a aquel muchacho. A pesar de su corta edad, llevaba dentro mucho rencor y odio.
- Jun...dejame en paz y vete.-
- ¿Te acuerdas de mi?- Kazuya rió para luego mirar de nuevo a la chica.-
- Claro que te recuerdo, eres aquella niña que mi padre...."salvo".-
Jun no supo que decir. No creía que recordara aquello.
- "Dile a tu papá que muchas gracias. Ojala pudiera ayudar a todo el pueblo."- Dijo una Jun de niña.
- "........"- Un niño asintió.
Aunque las imagenes para Jun estaban algo borrosas. Solo recordaba a Heihachi atacando a miles de soldados que habia aparecido derepente en su pueblo. Kazuya a su lado miraba...
Un pueblo vecino del de Michelle...Ahora entendía, todo era mentira. Heihachi fue el que mando sus soldados allá y luego ante los poco que quedaron se hiso el héroe.
- ¿Vienes a darle las gracias? Para tu informacion nada más acabar con la gente de vuestro pueblo se fue al de esa tal Michelle Kang.-
- Es Michelle Chang.-
- Como sea.-
- Y no vengo a darle las gracias...-
- ¿Y entonces a que?-
- Vengo por el dinero del premio.-
- Ojala tengas suerte, porque si yo llego antes que tú hasta él te quedarás sin el premio.-
- .......-
- No me mires asi jajajajaja. Solo lo voy a matar.-
Jun abrió los ojos como platos. Aquel no era el mismo Kazuya que habia visto en el pueblo. Este hombre y aquel niño no parecian ser ni siquiera la misma persona.
La joven solo veía ese rencor en sus ojos desde que entró en el gimnacio. Al mirarle bien lo vió; el diablo corria por las venas de ese hombre.
- ¡Eso no lo permitiré! ¡Ademas, si haces eso estarás llegando al mismo nivel que tu padre....en un ser diabolico!-
- ¡Tú no sabes nada!- El chico destrozó su camiseta para mostrar una gran cicatriz que recorría casi su torso completo.- ¿Ves esto? Pues esto es el resultado de un juego que
hiso mi padre conmigo poco tiempo despues del insidente de ese pueblo. Para probar si yo era hijo suyo....- Kazuya recordó la escena cerrando los ojos fuertemente.

- "Vamos a ver si eres quien dices ser."- El hombre cojió a su hijo por el cuello de su traje de karate y le observó cara a cara.
- "Papá, no porfavor....no puedes hacerme esto."-
- "Si de verdad eres mi hijo no te pasará nada y volverás aqui arriba sano y salvo."-
- "¡No porfavor! ¡NO PORFAVOR!"- Acto seguido Heihachi lanzó fuertemente a su hijo Kazuya, con tan solo 5 años, al abismo de la montaña. Su hijo solo gritaba mientras caía en picado.

Kazuya abrío sus ojos de nuevo. Jun hiso lo mismo mientras se llevaba las manos a los oídos.
Kazuya recordó.
- "No puedo morir, aun no.."- Dijo un niño destrozado por la resiente caida.- Tengo...tengo que matar a mi padre..-
Ahora Jun lo comprendía. Por decirlo de alguna manera, habia hecho una especie de "pacto" con el diablo para seguir con vida y poder llevar a cabo su venganza.
Jun recordó el grito. La niña estaba paseando por un bosque cuando lo oyó. Decidió seguir para solo ver de lejos a Heihachi mirando montaña abajo y después irse.
- No sabia...que él te había lanzado por...- Kazuya la miró con cara de pocos amigos.

Entonces algo se agarró del cuello de Kazuya. Éste comenzó a ahogarse por la presión de ese "cable". A lo lejos Jun vió como alguien de cabellos rubios era quien
le hacía daño a Kazuya.
- ¡Cobarde!- La chica tiró algo que encontró en una mesa cercana al agresor y éste dejó libre a Kazuya.
Kazuya tiró del hilo para que callera el asesino y se encontraron a Nina Williams.
- Te ha mandado mi padre ¿Verdad? ¡Vaya manera mas cobarde de enfrentarse a mi!- El muchacho juntó sus puños.
Nina se levantó rápidamente y trató de acuchillar a Kazuya, pero éste supo esquivar bien los golpes y darle un cabezaso certero.
Entoncen se oyó la voz de otra mujer desde la entrada del gimnacio.
- Nina, me temo que has vuelto a fallar...Y tambien me temo que esta será tu última vez..-
- ¡Anna!- Gritó la alulida.
- Y vosotros dos, espero que llegueís vivos al resto de la competición.- La chica de vestido rojo sacó un LanzaCohetes pequeño y lo dirigió hacia los otros 3.
Pero falló el disparo y los tres consiguieron salir ilesos saltando por la ventana. Al hacerlo, saltó la alarma y los soldados que vigilaban el establecimiento a esas horas corrieron para ver que pasaba allí.
- ¡Mierda..!- Kazuya miró por los alrededores para ver por donde podía escapar antes de que viniesen los soldados.
Nina ya se habia ido de allí rápidamente y entonces Jun se levantó con ayuda de Kazuya.
- ¡Ups, la alarma! Bueno, espero que salgais de esta para mañana.- Y riendose, Anna se fue.
- ¡Será mejor que salgamos de aqui!- Y tanto Jun como Kazuya salieron de allí hacia sus habitaciones.

FIN CAP 2
_____________________________________________________________________

1 comentario:

Jackie_Chan_Spain dijo...

Muy buena segunda parte a la altura de la primera, donde veo que se incorpora una nueva protagonista cuyo nombre empieza por Nea y termina en ya jejejejeje.

Esta guapa la historia, sobretodo me ha molao lo de Kazuya, y bueno si no lo digo reviento vaya portadón!!

Un Saludo Y Besos Nea!!